Logística: Buscan equilibrar precios

Las empresas dadoras de carga buscan acordar aumentos más moderados con los operadores, que estimaron en un 16% el incremento de los costos logísticos para el último cuatrimestre del año.

La Cámara Empresaria de Operadores Logísticos (CEDOL) estimó una suba en las tarifas de los servicios de la actividad del orden del 16 por ciento para lo que resta del año y esto movilizó a empresarios de distintos rubros que tercerizan sus operaciones de almacenaje y distribución.

Estos inevitables ajustes se originan no sólo como resultado del cierre de las recientes negociaciones paritarias, sino también por los sucesivos incrementos que viene soportando el sector en materia de insumos, como gasoil y neumáticos, y servicios como seguridad y vigilancia, energía, limpieza y mantenimiento”, puntualizó la Cámara en un comunicado.

Su director técnico, Carlos Musante, puso esta suba en el contexto de un encarecimiento de los costos logísticos del 18,5 por ciento en los últimos doce meses, de acuerdo con el índice de CEDOL, que en parte fue absorbido por los mismos operadores, y aclaró que “incluso, este incremento no alcanza para mantener la misma rentabilidad” en muchas de las operaciones del sector.

El impacto en la facturación de estos costos es altamente significativo y así lo desmenuzó el consultor José Luis Losada, director de Tecnologística: “El costo logístico varía en las empresas en función del valor de sus productos, el tipo de distribución y el alcance geográfico de su comercialización. Hay empresas que parten de un costo logístico del 3 por ciento de su facturación y otras que llegan al 20 por ciento”.

En el primer grupo -explicó- encontramos a los laboratorios y en el último a las de bebidas. Pero en el entorno del 7 al 10 por ciento tenemos a gran parte del consumo masivo. Para este grupo, el incremento de costos esperado tiene un impacto sobre su facturación del orden del 1,5 por ciento, lo cual es muy difícil de soportar sin trasladarlo al precio”.

En las empresas dadoras de carga manejan una alternativa que seguramente no es contradictoria, sino complementaria. Se trata de continuar buscando eficiencias en pos de compensar los mayores costos de la actividad. “Siempre recomendamos generar procesos de mejora continua que aseguren una constante búsqueda de eficiencias y ayuden a lograr razonables niveles de competitividad. Estos escenarios complejos en los que los costos suben y es difícil trasladarlos a los precios son motivadores adicionales para esa búsqueda y debemos tener presente que siempre que revisemos un proceso vamos a encontrar oportunidades”, sostuvo Losada.

La opción de ser socios

La alternativa es hacer productivos los recursos que tenemos”, subrayó Marcelo Morandini, gerente de Logística de Unilever. Para el ejecutivo del gigante de la alimentación y la higiene, la asociación vale más que el debate en este sentido. “La única forma de mejorar la eficiencia es ser socios de los operadores que hoy nos están ofreciendo el servicio. Como todas nuestras operaciones logísticas y de transporte están tercerizadas, entonces lo que tratamos de hacer es buscar proyectos que nos permitan compartir las ganancias”, consideró Morandini.

Si bien esa regla podría generalizarse, cada mercado tiene sus particularidades. Según Leonardo Lerda, director de la fabricante y comercializadora de productos químicos Proviser, “en el caso de las commodities, la retracción del consumo complicó su comercialización, llevando a las empresas a absorber el incremento de 10 por ciento en el trasporte acumulado durante el 2009 y el alza del dólar que impactó sobre los materiales de almacenamiento y manipulación. Esto se logró por medio de mejoras en la eficiencia de las cadenas de distribución, reduciendo los retornos vacíos o las entregas parciales y por convenios entre las empresas”.

No obstante, esa estrategia parece acercarse a un punto de inflexión. “La baja de los precios que se viene registrando en este tipo de mercaderías elevó la incidencia de los costos logísticos y está dejando a las compañías sin capacidad para seguir absorbiéndolos -completó Lerda-. Por lo tanto, el aumento de las tarifas logísticas tendrá un impacto sobre el precio final y la actividad tomará más protagonismo como factor comercial.

Algunas compañías dadoras de carga fueron más tajantes: “Éste es un nivel de incremento que resulta imposible de asumir. Las variaciones de costos en el flete generan una pérdida de los márgenes de contribución, ya que no se puede trasladar ese aumento al precio de venta”, indicó Alejandro Leiras, gerente de Logística de Calsa. Entonces, para esta firma, fabricante y comercializadora de productos alimenticios, la táctica consistirá en discutir la suba. “La idea es negociar incrementos que tengan una lógica de traslado y realizar acuerdos en los procesos de distribución y almacenamiento, para acercarnos a los puntos de demanda”.

La composición del aumento

De acuerdo con los datos de la Dirección Técnica de CEDOL, el alza de 16 por ciento en las tarifas logísticas se debe a:

  • el aumento de 16 por ciento en los salarios del personal bajo convenio de choferes de camiones;
  • el alza de 23 por ciento en los sueldos del personal de seguridad;
  • el incremento de 26 por ciento en los salarios del personal bajo convenio de obreros de maestranza;
  • el aumento de 3 por ciento en los alquileres de los espacios logísticos, y
  • el encarecimiento de 1,7 por ciento en el costo del gasoil.

FUENTE:
Redacción Expotrade
Para La Nación-Transporte & Logística | NG – Bs. As. 29/09/2009

About admin

Escribe un comentario

Comparte tu opinión...
y si quieres mostrar tu foto junto al comentario, consigue un gravatar!